Ambiente laboral gana relevancia en la creación de la reputación de una firma

La fortaleza de Soprole está en la relación emocional que establece con el consumidor, la de Nestlé en sus productos y Coca-Cola en su imagen de empresa sólida.

"El consumidor le asigna un cierto prestigio" a las compañías según la percepción que tiene de la firma en su calidad de empleador y de la relación que los trabajadores tienen entre ellos y difunden fuera de la organización, en el entendido de que cada empleado es un embajador de la marca, explica Risopatrón


No hay nada que hacer: en la mente del consumidor la calidad de productos y servicios es la principal variable que da forma a la reputación de una empresa. No obstante, en esta última medición del Ranking de Reputación Corporativa queda en evidencia que "tenemos consumidores cada vez más informados, más críticos y más racionales y, por lo tanto, más sofisticados", asegura Felipe Risopatrón, director de Comunicación Estratégica de Hill & Knowlton Captiva.
Eso explica, en parte, porqué en esta versión 2005 del ranking sube la relevancia que los consumidores le asignan al ambiente laboral y la responsabilidad social empresarial.

Para determinar la reputación de cada compañía no se les pregunta a los encuestados cuál de las 25 seleccionadas es más prestigiosa, sino que se les pide poner nota a estas firmas según 20 atributos distintos que, a su vez, permiten formar en la mente la idea de reputación. Agrupados en seis categorías (Productos y Servicios; Gestión y Liderazgo, Ambiente Laboral, Responsabilidad Social, Relación Emocional y Desempeño Financiero), se pondera cada atributo de acuerdo con lo que el estudio revela es la relevancia que las personas les asignan a estos tópicos en la formación de su idea de reputación.

Y fue la Dimensión Laboral la que consiguió mejorar sustancialmente su posicionamiento en la mente de los encuestados.
"El consumidor le asigna un cierto prestigio" a las compañías según la percepción que tiene de la firma en su calidad de empleador y de la relación que los trabajadores tienen entre ellos y difunden fuera de la organización, en el entendido de que cada empleado es un embajador de la marca, explica Risopatrón. Y de ser la quinta en relevancia a la hora de formar la idea de reputación de una empresa en la mente de las personas en 2004, la Dimensión Laboral subió a la tercera ubicación en 2005, después de Productos y Servicios y la percepción de los consumidores sobre la capacidad de Gestión y Liderazgo de las compañías.

En cuarto y quinto lugar figuran la evaluación que los consumidores hacen de la Responsabilidad Social y de su relación Emocional con la compañía, respectivamente. La menos relevante, en tanto, es la percepción de la situación financiera de la sociedad, pese a que, contradictoriamente, es el área en que las empresas en promedio obtienen las mejores evaluaciones de los consumidores en el estudio.

Las fortalezas de cada empresa

Las líderes y el Metro

Las tres empresas que lideran el ranking general (Nestlé, Coca-Cola y Soprole) también se reparten el primer lugar en cinco de los seis subrankings construidos en base a la percepción del consumidor en cada una de las dimensiones que componen la reputación corporativa de una empresa. Coca-Cola lidera en Gestión y Liderazgo, Ambiente Laboral y Desempeño Financiero, demostrando la percepción de empresa sólida que tiene los consudmires; Nestlé lo hace en Productos y Servicios; y Soprole en la Dimensión Emocional, que refleja su percepción como una empresa querida por la gente.
No obstante, las tres pierden el liderazgo en el área de Responsabilidad Social, donde el Metro se escapa absolutamente de la media. "La gente considera que el Metro cumple un rol social y, además, que lo cumple bien", explica Felipe Risopatrón.

Sony
La multinacional Sony en cuatro dimensiones logra un posicionamiento descollante. Se ubica en la segunda posición en la evaluación que el público hace de sus Productos y Servicios y del Ambiente Laboral, al tiempo que es tercero en la Dimensión Emocional y en la percepción que los consumidores tienen de su capacidad de Gestión y Liderazgo.

Jumbo
La cadena de supermercados Jumbo logra un segundo lugar en el subranking que contempla la percepción que los consumidores tienen de su Desempeño Financiero, mientras se ubica en cuarta posición en Productos y Servicios, y Ambiente Laboral.

No hay nada que hacer: en la mente del consumidor la calidad de productos y servicios es la principal variable que da forma a la reputación de una empresa. No obstante, en esta última medición del Ranking de Reputación Corporativa queda en evidencia que "tenemos consumidores cada vez más informados, más críticos y más racionales y, por lo tanto, más sofisticados", asegura Felipe Risopatrón, director de Comunicación Estratégica de Hill & Knowlton Captiva.

Eso explica, en parte, por qué en esta versión 2005 del ranking sube la relevancia que los consumidores le asignan al ambiente laboral y la responsabilidad social empresarial.

Para determinar la reputación de cada compañía no se les pregunta a los encuestados cuál de las 25 seleccionadas es más prestigiosa, sino que se les pide poner nota a estas firmas según 20 atributos distintos que, a su vez, permiten formar en la mente la idea de reputación. Agrupados en seis categorías (Productos y Servicios; Gestión y Liderazgo, Ambiente Laboral, Responsabilidad Social, Relación Emocional y Desempeño Financiero), se pondera cada atributo de acuerdo con lo que el estudio revela es la relevancia que las personas les asignan a estos tópicos en la formación de su idea de reputación.

Y fue la Dimensión Laboral la que consiguió mejorar sustancialmente su posicionamiento en la mente de los encuestados.

"El consumidor le asigna un cierto prestigio" a las compañías según la percepción que tiene de la firma en su calidad de empleador y de la relación que los trabajadores tienen entre ellos y difunden fuera de la organización, en el entendido de que cada empleado es un embajador de la marca, explica Risopatrón. Y de ser la quinta en relevancia a la hora de formar la idea de reputación de una empresa en la mente de las personas en 2004, la Dimensión Laboral subió a la tercera ubicación en 2005, después de Productos y Servicios y la percepción de los consumidores sobre la capacidad de Gestión y Liderazgo de las compañías.

En cuarto y quinto lugar figuran la evaluación que los consumidores hacen de la Responsabilidad Social y de su relación Emocional con la compañía, respectivamente. La menos relevante, en tanto, es la percepción de la situación financiera de la sociedad, pese a que, contradictoriamente, es el área en que las empresas en promedio obtienen las mejores evaluaciones de los consumidores en el estudio.